domingo, 14 de julio de 2024

¡COP16: Biodiversidad o Tergiversidad! - Disertaciones del Crepúsculo


Cali, 14 de julio de 2014. Por Armando Palau Aldana. Estamos a tan solo 100 días de la realización de la décima sexta versión de la conferencia de los países parte de la Convención sobre Diversidad Biológica, que se celebró en Río de Janeiro en 1992 conmemorando dos décadas de la Cumbre de Estocolmo sobre el Entorno Humano (1972), que por un infortunio de la vida se realizara en Cali y no en Estambul.

El llamativo espectáculo ha servido de caballito de batalla al gobierno nacional, para enrolar bajo expectativas llenas de galimatías a oportunistas que disfrazados de ovejas con el ropaje ambiental, llegan con los ávidos bolsillos abiertos y con lisonjas esperando las canonjías de exiguos fondos en que se depositan unas monedas del uso comercial de la biodiversidad.

También arriban otro tanto en medio de la ingenuidad, provocada por el nulo esfuerzo de información y documentación, creyendo que las píldoras de las redes sociales colmaran la ignorancia que no sirve de excusa, para corear a quienes con mirada crítica y desde un incansable activismo y estoicismo levantamos el velo del negocio de las patentes genéticas.

La biodiversidad es un cardumen con que las transnacionales comercializan la biotecnología farmacéutica, el mercado agroquímico (fertilizantes, plaguicidas y semillas), la fabricación de armas biológicas y patógenos, con las que se promueve o combate el terrorismo y la contrainsurgencia, justificando la búsqueda de la paz y la protección de la democracia.

Reitero: el disenso es creador, desde ideas como el pensamiento crítico en Pablo de Tarso, el panteísmo de Spinoza, la crítica de la razón pura en Kant, la dialéctica de Hegel, la duda metódica en Descartes, la epistemología de Popper, la teoría del lenguaje de Chomsky. El conocimiento no es el consenso, es el ejercicio de la contradicción libertaria.

Nos enseñó Chomsky (2010): “El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción, que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes”.

Quienes nos atrevemos a cuestionar lo establecido y nadar contra la corriente, somos una pizca de la muchedumbre adormecida por el poder de la publicidad, que aprendió la estrategia de la distracción indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales. Vivimos el riesgo de ser las brujas que desean inmolar los inquisidores de turno.

Paralelo a este tergiversado mundo de la información, la crisis en la justicia se acentúa; mecanismos de protección como la tutela creada por la Declaración de Naciones Unidas (1948), por fuera de nuestro ordenamiento jurídico hasta la Constitución del 91, permitió durante medio siglo, la consolidación de las inequidades y el detrimento del bienestar general y el progreso.

No obstante estar ordenado en la Constitución que en ningún caso podrán transcurrir más de diez días entre la solicitud de tutela y su resolución, el Consejo de Estado, por ejemplo, se toma entre 3 y 4 meses para resolverla, una inaceptable paradoja que muestra la arrogancia de muchos de los magistrados de una cuestionada corporación judicial.

En la álgida lucha por defender la exclusiva mega biodiversidad del Parque Natural Gorgona, estamos ahora en dos estrados: la Corte Suprema de Justicia y la Corte Constitucional. La primera resolverá la modulación que hemos solicitado para que la sentencia del Tribunal de Bogotá cobije a todas las comunidades étnicas implicadas, la segunda revisara lo que se decida.

En fin, basta con ver el deplorable espectáculo de escenarios sin capacidad de decisión alrededor de la COP16, por ello, estamos invitando a la realización de la Conferencia Disidente, en donde asistiremos los que abrimos espacios para la vida y luchamos por ello, no aquellos del viejo almacén del Paseo Colón donde van los que tienen perdida la fe.

En este periplo es apenas necesario que las organizaciones y sus dirigentes tomen posición, para no seguir entre la mentira y la verdad, como en el tango Dilema de Cadícamo y De Caro: “Yo soñaba con ella un Edén, / paraíso feliz... Todo color. / No pensaba, jamás, que ese Edén / pudiera tambalear delante de otro amor... / La fuerza de un extraño y gran querer / hoy viene a aquel paisaje ensombrecer... / Qué he de hacer / corazón, qué he de hacer, / el dilema aquí está sin resolver...”.

Cali, 14 de julio de 2024.


viernes, 5 de julio de 2024

¿Qué es, para el esclavo, el 4 de Julio?


Reportaje del 3 de julio de 2024. James Earl Jones lee el histórico discurso de Frederick Douglass. 

En un programa especial dedicado al feriado del 4 de Julio, escuchamos las palabras de Frederick Douglass. Nacido en la esclavitud aproximadamente en el año 1818, Douglass se convirtió en un líder clave del movimiento abolicionista. El 5 de julio de 1852 en Rochester, Nueva York, pronunció uno de sus discursos más famosos, “El significado del 4 de julio para la gente negra”. Hablaba ante la Sociedad Antiesclavista de Damas de Rochester.

AMY GOODMAN: Hoy, en esta transmisión especial, comenzamos con las palabras de Frederick Douglass. Nacido en la esclavitud hacia el año 1818, Douglass se convirtió en un líder prominente del movimiento abolicionista. El 5 de julio de 1852, en Rochester, Nueva York, Douglass pronunció uno de sus discursos más famosos: “¿Qué es, para el esclavo, el Cuatro de Julio?”. Hablaba ante la Sociedad Antiesclavista de Damas de Rochester. Este es el actor James Earl Jones, leyendo el discurso histórico durante una representación del libro “Voces de la otra historia de Estados Unidos”, que fue editado por Howard Zinn. El difunto gran historiador hizo la introducción de la lectura.

HOWARD ZINN: Frederick Douglass, quien fuera un esclavo, se convirtió en un brillante y poderoso líder del movimiento contra la esclavitud. En 1852, se le pidió que hablara en la celebración del Cuatro de Julio.

FREDERICK DOUGLASS: [leído por James Earl Jones] Compañeros, perdónenme, permítanme preguntar, ¿por qué fui llamado para hablar aquí hoy? ¿Qué tengo que ver yo, o quienes represento, con su independencia nacional? ¿Acaso los grandes principios de libertad política y de justicia natural, encarnados en aquella Declaración de Independencia, nos incluyen a nosotros? ¿Y estoy, por lo tanto, llamado a traer nuestra humilde ofrenda al altar nacional, reconocer los beneficios y expresar devota gratitud por las bendiciones derivadas de su independencia para con nosotros?

¡Yo no estoy incluido dentro de los confines de este glorioso aniversario! Su gran independencia solo revela la inconmensurable distancia entre nosotros. Las bendiciones por las que ustedes hoy se regocijan no son disfrutadas por todos. La rica herencia de justicia, libertad, prosperidad e independencia que sus padres les legaron, es compartida por ustedes, no por mí. La luz del sol, que a ustedes dio vida y sanación, a mí me ha traído azotes y muerte. Este Cuatro de Julio es suyo, no mío. Pueden celebrarlo, yo debo lamentarlo. Arrastrar a un hombre encadenado al gran templo iluminado de la libertad, y pedirle que se uniera a ustedes en himnos de gozo, fue una burla inhumana y una ironía sacrílega. ¿Pretenden acaso, ciudadanos, burlarse de mí al pedirme que hable hoy?

¿Qué es, para el esclavo estadounidense, su Cuatro de Julio? Yo les respondo: es un día que le revela, más que el resto de los días del año, la grave injusticia y la crueldad de las cuales él es una víctima constante. Para él, su celebración es una farsa; su libertad jactanciosa, una licencia impía; su grandeza nacional, una vanidad hinchada; sus sonidos de regocijo son vacíos y despiadados; sus denuncias de tiranos, solo apariencias descaradas e insolentes; sus gritos de libertad e igualdad, burla hueca; sus oraciones e himnos, sus sermones y agradecimientos, con toda su solemnidad y pompa religiosa, son, para él, mera grandilocuencia, fraude, engaño, impiedad e hipocresía, un velo delgado para encubrir crímenes que deshonrarían a una nación de salvajes. No hay una nación en la tierra culpable de prácticas tan escandalosas y sangrientas que el pueblo de los Estados Unidos en este momento.

En tiempos como este, es necesaria la ironía abrasadora, en lugar de un argumento convincente. ¡Oh! Si yo tuviera la habilidad y pudiera llegar al oído de la nación hoy, derramaría un torrente, una sarta ardiente de mordaces burlas, de terribles reproches, de sarcasmo fulminante y severas reprimendas. Pues no es luz lo que se requiere, sino fuego; no es la suave lluvia, sino truenos. Necesitamos la tormenta, el torbellino, el terremoto. Hay que reavivar el sentimiento de la nación; hay que despertar la conciencia de la nación; el decoro de la nación debe ser alterado; la hipocresía de la nación debe ser expuesta; y los crímenes contra Dios y el hombre, deben ser proclamados y condenados.

AMY GOODMAN: James Earl Jones, leyendo las palabras de Frederick Douglass.

Traducido por Gabriela Barzallo. Editado por Iván Hincapié. Democracy Now! es un programa galardonado, independiente y de difusión diaria nacional en Estados Unidos y el resto del mundo que se transmite a través de más de 900 emisoras de radio y televisión en todo el mundo.

domingo, 23 de junio de 2024

La epidemia del tabaquismo versus ambientes sanos - Disertaciones del Crepúsculo


Cali, 23 de junio de 2024. Por Armando Palau Aldana. En el mundo occidental se consolidó la idea de los derechos colectivos en la década de los años 70 trayendo a colación la noción de los intereses difusos, aquellos indivisibles que afectan a una comunidad de sujetos indeterminados e indeterminables, sin vínculos previos, que sólo están relacionados entre sí por un acontecimiento específico, superando los derechos individuales.

En 1972 el aristocrático Club de Roma publicitó “Los límites del crecimiento” contratado al Instituto de Massachusetts, concluyendo que si las presentes tendencias de crecimiento en la población mundial, industrialización, contaminación, producción de alimentos y utilización de recursos naturales no se modifican, los límites del crecimiento del planeta se alcanzarían en los próximos 100 años.

El mismo año la Declaración de Estocolmo sobre el Entorno Humano, adoptó por convicción común el principio del derecho fundamental del disfrute de condiciones de vida adecuadas en un medio ambiente de calidad tal que nos permita llevar una vida digna y gozar de bienestar, con la solemne obligación de proteger y mejorar el medio ambiente para las generaciones presentes y futuras.

En esta dinámica, la Ley 23 de 1973 como abrebocas al Código de los Recursos Naturales que cumple en diciembre 5 décadas, determinó que se debe prevenir y controlar la contaminación del medio ambiente y buscar el mejoramiento, conservación y restauración de los recursos naturales renovables, para defender la salud y el bienestar de todos los habitantes del Territorio Nacional.

Y así lo estableció el Código al reiterar que se entiende por contaminación la alteración del medio ambiente, por sustancias puestas allí por la actividad humana, en cantidades, concentraciones o niveles capaces de interferir con el bienestar y la salud de las personas, degradar la calidad del medio ambiente o afectar los recursos de particulares, siendo un deber estatal prevenirla.

Pero el tabaquismo lesiona este derecho colectivo de goce de ambientes sanos, pues la OMS calcula que anualmente mueren 8,7 millones de personas a causa del tabaco (34.800 en Colombia), de las cuales 1,3 millones no consumen tabaco directamente, sino que están expuestas a él de forma pasiva, por el humo de tabaco ajeno corriendo el riesgo de morir de enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, enfermedades respiratorias, diabetes de tipo 2 y cánceres.

Aunque algunos datos muestran que a pesar de que se ha reducido aparentemente el consumo de cigarrillos, hay un preocupante aumento entre l@s más jóvenes relacionado con la poca reglamentación sobre los nuevos dispositivos de tabaco, ideados originalmente como sustitutivos de los cigarrillos tradicionales, que pueden impactar directamente en el desarrollo cerebral de quienes los consumen.

Los cigarrillos eléctricos y los vapeadores, contienen sustancias potencialmente dañinas, como nicotina, metales pesados, plomo, compuestos orgánicos volátiles y agentes que causan cáncer, son esencialmente extravagancias de la moda con las que parte de la industria y el comercio consumistas idiotizan y esquilman la salud de propios y extraños, así como de los inhaladores pasivos.

Lo lamentable es que much@s de est@s consumidores abordan de cuando en vez lo ambiental como un impulso o para no estar fuera de tono, sin comprender que por encima del individual libre desarrollo de su personalidad, está el derecho colectivo que tenemos los demás a gozar de un entorno saludable que aquellos nos lesionan en espacios públicos, como afrenta a los que luchamos por la causa ambientalista.

Por supuesto que no es fácil abordar este compromiso sin contradicciones, pues el respeto por entornos sanos implica un reto duro, somos pocos los ambientalistas y muchos los que se jactan de ser ambientales, asiduos perseguidores de contratación estatal y privada, adoradores del dinero, en el fondo los que sufren las consecuencias de su doble moral, son ellos mismos.

Por supuesto, que ejemplos de doble moral nos los da el gobierno nacional promoviendo a Colombia como potencia mundial de la vida, mientras permite la construcción de obras militares (radar, muelle y locaciones) a través de una Estación Guardacostas en el Parque Natural Gorgona y el arribo del Portaviones nuclear G.Washington a nuestro Litoral Pacífico, para contar con el beneplácito de los Yanquis en su lucha contra el golpe blando de la derecha.

A pesar de que el bello tango “Fumando espero” (1922) escrito y musicalizado por Juan Viladomat y Félix Garzo, nos induce a pensar que fumar es un placer genial, sensual y que mientras fumo, mi vida no consumo porque flotando el humo me suelo adormecer, yo mismo que fui fumador hasta enero de 1991, sin dejar de ser bohemio lo corté de un tajo cuando instituí Biodiversidad, como fundación para la promoción y protección de los derechos ambientales.

Tenemos la fuerte convicción de que se hace necesario abordar entre tod@s la lucha por la defensa del ambiente y los recursos naturales, luchar contra la degradación de la biodiversidad de nuestros frágiles ecosistemas con convicción, que es una lucha por todos los seres vivos y por nuestra propia salud y especialmente por nuestra vida, fraterno reclamo a esa ingente cantidad de amig@s víctimas del tabaquismo.

El satírico político y escritor colombiano José María Vargas Vila, afirman unos, aunque otros dicen que fue el dramaturgo, crítico y polemista irlandés Bernard Shaw, definieron al cigarrillo, como un pequeño y delgado cilindro de papel relleno de tabaco, con fuego en un extremo y un idiota en el otro, no pretendo ofenderles pero estas palabras les invitan a reflexionar.

Como en el tango Camuflaje (1972) de Enrique Francini y José García, no caigamos en el: “Camouflage, / apariencias engañosas / que no dejan ver las cosas / como son en realidad. / Martingalas, / de tahúres de la vida / que escabullen la partida / con genial habilidad. / Camouflage, / emboscada traicionera / en donde cae cualquiera / con fatal ingenuidad. / Artimañas / que al nacer ya nacen muertas, / porque quedan descubiertas / con la luz de la verdad” en voz de Goyeneche.


Cali, 23 de junio de 2024 (víspera del aniversario de la partida de Carlitos Gardel).


Las celebraciones del Juneteenth y el 4 de Julio exponen las contradicciones históricas de Estados Unidos


23 de junio de 2024. Por Amy Goodman y Denis Moynihan. Dos días festivos nacionales muy cercanos en el calendario permiten visibilizar el recorrido sinuoso de la historia estadounidense. El feriado del 4 de Julio conmemora el nacimiento de la nación estadounidense, mientras que la celebración conocida como “Juneteenth”, o Día de la Liberación, conmemora la liberación del último grupo de personas esclavizadas en Estados Unidos, al final de una devastadora guerra civil.

El Día de la Independencia celebra el día en el que, en 1776, el Congreso Continental acordó el texto de la Declaración de Independencia. Por su parte, el Juneteenth es la contracción en inglés de “June Nineteenth” y conmemora lo sucedido el 19 de junio de 1865, día en el que las personas esclavizadas que residían en la ciudad de Galveston, en el estado de Texas, finalmente se enteraron de que eran libres. Eso sucedió dos meses después del fin de la Guerra Civil y más de dos años y medio después de que el presidente Abraham Lincoln firmara la Proclamación de Emancipación, que efectivamente los había convertido en hombres y mujeres libres. Estas dos festividades, aunque son de celebración, también brindan la oportunidad de reflexionar sobre los crímenes y contradicciones de la nación estadounidense, y ojalá que también sirvan para abordarlos. Tomemos, por ejemplo, el monumento más emblemático de Estados Unidos: la Estatua de la Libertad. Esta estatua, formalmente llamada “La libertad iluminando al mundo”, fue un obsequio que Francia le hizo a Estados Unidos. La idea de este monumento se remonta a 1865.

El historiador Clint Smith es autor del libro “How the word is passed: A reckoning with the history of slavery across America” (Cómo se difunde la información. Revisionismo histórico de la esclavitud en Estados Unidos). Durante una entrevista que mantuvo con Democracy Now! en 2021, Smith habló acerca de la estatua: “Édouard de Laboulaye, un abolicionista francés, fue quien concibió la idea de la Estatua de la Libertad y de ofrecerla como obsequio a Estados Unidos […] para celebrar el fin de la Guerra Civil [estadounidense] y la abolición [de la esclavitud]”.

Smith describió luego una característica poco conocida de la estatua: sus grilletes. “La idea original incluía colocar un par de grilletes rotos en las muñecas de la 'Dama de la Libertad' para simbolizar el fin de la esclavitud. […] Finalmente, sustituyeron los grilletes por una tablilla y una antorcha y colocaron los grilletes de manera muy sutil debajo de la túnica, a la altura de los pies. Pero la única manera de ver estas cadenas rotas, estos eslabones rotos, es desde un helicóptero o un avión”. La estatua se alza sobre un enorme pedestal que oculta los pies de la Dama de la Libertad a los peatones que se encuentran debajo.

El monumento iba a ser inaugurado en 1876 con motivo del centenario de la Declaración de Independencia de Estados Unidos, pero la construcción se retrasó. Para el momento de la inauguración, el 28 de octubre de 1886, muchas cosas habían cambiado desde que De Laboulaye concibió la estatua en 1865. Sí, la esclavitud había terminado, pero también había concluido el período de la Reconstrucción, en el que se pretendió reconstruir el sur de Estados Unidos devastado por la guerra y empoderar a la población negra recién liberada. En cambio, se estaba instaurando el sistema de segregación y terror racial que se conocería más tarde como “era de Jim Crow”.

Asimismo, las mujeres seguían excluidas de la mayoría de los aspectos de la vida económica y política del país. La Asociación Nacional por el Sufragio de la Mujer, creada en la ciudad de Nueva York, alquiló un barco de vapor para protestar por la inauguración de la Dama de la Libertad. En un país donde la mujer no tenía derechos políticos, las sufragistas consideraron que el uso de la figura femenina para representar la libertad era “una mentira gigantesca, una parodia y una burla”.

La protesta de estas mujeres interrumpió el acto de inauguración del monumento, incluido el discurso de apertura del político y empresario Chauncey Depew. En su discurso, Depew habló a favor de los ideales democráticos, pero también denunció a “los anarquistas y las bombas” y declaró: “… quienes vienen a perturbar nuestra paz y destronar nuestras leyes son extranjeros y enemigos para siempre”.

La inauguración de la estatua tuvo lugar poco más de cinco meses después de la “revuelta de Haymarket”, ocurrida en la ciudad de Chicago cuando la explosión de una bomba en una manifestación en reclamo de la jornada laboral de ocho horas desencadenó incidentes y una violenta represión policial. La explosión y los posteriores disparos efectuados por la policía causaron la muerte de siete agentes de policía y al menos cuatro civiles, y dejaron decenas de heridos. Varios líderes del movimiento obrero de Chicago fueron juzgados y ejecutados tras la masacre, lo que marcó el inicio de una era de represión violenta contra los movimientos obreros y sindicales que duraría varias décadas. La historia del progreso social en Estados Unidos es compleja, enredada y a menudo sangrienta.

En la conversación con Democracy Now, Smith agregó: “Si no comprendemos y tenemos en cuenta esta historia, que en realidad no fue hace tanto tiempo, que en términos de la historia de la humanidad fue apenas ayer, entonces no comprenderemos plenamente las desigualdades que ocurren en la actualidad, no entenderemos cómo la esclavitud dio forma a la estrucutra política, económica y social de este país”.

Fue el poema de Emma Lazarus titulado “New Colossus” (El nuevo coloso) —encargado por Joseph Pulitzer para recaudar fondos para el pedestal de la estatua— el que vinculó para siempre a la Dama de la Libertad con las personas migrantes. Uno de los versos del emblemático poema reza: “Dadme a vuestros rendidos, a vuestros pobres, a vuestras masas amontonadas que anhelan respirar en libertad”. Para muchos de los doce millones de inmigrantes que llegaron a la isla Ellis entre 1892 y 1954, la estatua fue lo primero que vieron al arribar a su nuevo hogar.

Actualmente, en pleno 2024, Texas, el primer estado en establecer el feriado de Juneteenth, ha desplegado su Guardia Nacional y otros agentes armados para disuadir y deportar a los migrantes que llegan a la frontera entre Estados Unidos y México. Asimismo, el presidente Biden se ha sumado a la ola antiinmigrante y ha cerrado la frontera a los solicitantes de asilo

Si la Dama de la Libertad, antorcha en mano y grilletes rotos a sus pies, pudiera derramar lágrimas, lo haría ahora. Lágrimas de dolor, sí, pero también lágrimas de alegría por los movimientos que luchan por la libertad e iluminan al mundo.

© 2024 Amy Goodman. Traducción al español de la columna original en inglés. Edición: Democracy Now! en español, spanish@democracynow.org 

jueves, 20 de junio de 2024

¡¡¡POR LA VIDA, POR LA PAZ!!! - Comunicado

 ¡¡¡POR LA VIDA, POR LA PAZ!!! - Comunicado

Rechazamos de manera categórica el atentado del domingo 16 de junio, contra el padre de la Vicepresidenta de Colombia Francia Márquez, un niño y otras personas acompañantes, cuando viajaban por el norte del departamento del Cauca. Por fortuna salieron ilesos. Expresamos nuestra solidaridad.

Rechazamos todo atentado contra la población civil, como los realizados de manera reciente en el suroccidente de Colombia. 

Para las comunidades raizales, palenqueras y afrocolombianas, Francia Márquez representa una de sus destacadas lideresas sociales. Como Vicepresidenta ha coincidido con nosotros, en la oposición a la instalación de una base militar naval en la Isla Gorgona y en la defensa de los derechos territoriales de los Pueblos Étnicos; tal como lo planteó desde la discusión del Plan Nacional de Desarrollo en Guapi (2023); en la primera reunión abierta sobre la base militar en la Isla, también en Guapi (febrero, 2024); en  entrevistas y en otros eventos con participación de representantes de los Pueblos (2024), donde se ha pronunciado por el respeto de los principios de la exclusiva soberanía popular. 

Hacemos un llamado a condenar todo acto de violencia contra los Pueblos y las Comunidades. 

Reafirmamos nuestro compromiso con la vida y con la lucha por la paz. 


Colombia, 18 de junio de 2024.

Darío González Posso (Investigador de INDEPAZ), Armando Palau Aldana (Círculo de Pensamiento Ambiental), Jimmy Viera Rivera (Babalao. Activista movimiento afrocolombiano), Catalina Toro Pérez (Profesora Universidad Nacional), Gladys Jimeno Santoyo (CC 24022014, Fundación y Cátedra Alfredo Molano Bravo), Zonia Castañeda Roncancio (Médica), Juan José Castillo Rodríguez (Coordinador Red Agroecológica del Caribe Colombiano), Jorge Castellanos Pulido (Defensor de DDHH), Aura María Puyana (Socióloga, Universidad Nacional), Andrés Rocha (Profesor universitario pensionado), Ramiro Gálvez (Profesor universitario pensionado), Nadia Zabala Castañeda (Socióloga), Jennifer Pedraza (Representante a la Cámara), Fernando Enrique González Posso (Artista, teólogo), Nelson I. Cruz O. (Diagramador gráfico), Agustín H. Valencia M. (Casa Ideó), Rubén Chávez López (Fundación Pangea)




lunes, 10 de junio de 2024

Carta de Colombian@s por la Paz al Presidente Gustavo Petro

 Colombia, 8 de junio de 2024 (día mundial de los océanos) 


Economista 
Gustavo Petro Urrego 
Presidente de Colombia 
secretaria.privada@presidencia.gov.co 
Bogotá D.C. 


Distinguido Señor Presidente; 

Con ocasión de la nueva etapa de relacionamiento bilateral “Estrategia Vida Colombia” (28 mayo 2024) entre Colombia y Estados Unidos, mediante la cual se renuevan los planes de cooperación establecidos (Plan Colombia y Paz Colombia), siendo uno de sus ejes temáticos “seguridad, defensa y política de drogas”, así como el anuncio del arribo del Portaaviones George Washington a las aguas continentales del Pacífico colombiano a finales de junio, para realizar ejercicios conjuntos con la Armada Nacional para “interoperar entre armadas, tácticas, procedimientos para promover la seguridad atmosférica” (Almirante Cubides), lo cual contradice el eslogan "Colombia Potencia Mundial de la Vida" y pone en peligro la llegada de las Ballenas Jorobadas y todo el mundo marino mega biodiverso del Parque Natural Gorgona. 

Nos dirigimos a usted como Presidente de Colombia en ejercicio de nuestra exclusiva soberanía popular, para solicitarle el acatamiento de la Constitución Política, pues el Preámbulo de la Carta Fundamental de 1991 ordena fortalecer la unidad de la Nación dentro de un marco jurídico, democrático y participativo que garantice un orden político, económico y social justo, y comprometido a impulsar la integración de la comunidad latinoamericana, contexto geográfico en el cual no está incluido Estados Unidos, gobierno que desde la Organización Tratado Atlántico Norte apoya el genocidio israelita al pueblo palestino. No obstante que el gobierno nacional ha materializado la ruptura con el gobierno de Israel, nuestra Armada ingresó en enero pasado a la “Fuerza Marítima Combinada”, conformada por 41 países, liderado por el complejo Naval de los E.U.A., además de adelantar conversaciones con Atlantic Council, tanque de pensamiento asociado a la OTAN, para promover el eslogan “Paz con la Naturaleza”, como hechos que denotan una notoria contradicción entre el discurso ambiental ante la opinión pública mundial y la fallida lucha contra las drogas ilícitas, así como una provocación gringa contra las fuerzas geopolíticas del oriente global. 

Manifestamos que nos oponemos al ingreso del Portaaviones G.W. a nuestro Litoral Pacífico, por ser contrarios a nuestra soberanía nacional y por no contar con la autorización del Senado de la República ni la del Consejo de Estado, para el tránsito de tropas extranjeras por el mar territorial de la plataforma continental colombiana como lo ordena la Constitución Política, pues son ejercicios de guerra y no actividades en defensa del medio ambiente y la biodiversidad de nuestros recursos naturales renovables, cuya integridad y conservación corresponde al Estado, mandatos superiores que el gobierno nacional está obligado a obedecer, cuyo cumplimiento y acatamiento le solicitamos. 

Atentamente, 

Colombian@s por la Paz 

Armando Palau Aldana (Fundación Biodiversidad), Jimmy Viera, Darío González Posso (de Indepaz), Ricardo Sánchez Ángel (La Rosa Roja – Red Socialista de Colombia), Jaime Araujo Pérez (Defensor Ds.Hs.), Alonso Ojeda Awad (Defensor Ds.Hs.), Danilo Guarín (Defensor Ds.Hs.), Luz Edith Nazarith Carabalí (Colectivo DDHH28a), Victoria Eugenia Wilson-White, Patricia Rodríguez, Omar Bolaños, Andrés Bodensiek (Comité Salvemos Gorgona), Jairo Rivera Morales, Juan Pablo Cruz, Miguel Ángel Ruíz Díaz (Buzos sin Fronteras), Solanyi Murillo Baltan, Marcela García, Fernando Castro, Edgar Zúñiga, Eduardo Marín Bonilla, Pilar Rodríguez, Andrés Pachón (Comité Salvemos Gorgona), Norberto Estrada, Carlos García García (Sindicato de Abogados Litigantes de Colombia), Claudia Liliana Meza Romero, Guillermo Pulecio (Casa Maghú), Jorge Alberto Brand, Germán Escobar Berón, Lilibeth Nazarith Carabali (Fundación Tepac), Reinaldo Tello García (Comité Permanente por los Ds.Hs. Yumbo), Aura Elena González Sevillano (Mujeres Rurales de Guapi Ríos Unidos), Franklin García Guerra, Ernesto Pino Londoño, Alejandro Mesa (Acción Colombiana por la Soberanía Ambiental), Carlos Arturo Castro, (siguen firmas)

lunes, 27 de mayo de 2024

La crisis ambiental de nuestro terruño - Disertaciones del Crepúsculo



Cali, 27 de mayo de 2024. Por Armando Palau Aldana. Nuestros mayores decían: “no hay cuña que más apriete que la del mismo palo”; la muestra de ello es la poca capacidad de resiliencia de los suelos de Cali, la Sultana del Valle del Cauca, lo cual tiene razones antrópicas más que naturales. Por supuesto, debemos esculcar la gestión de las autoridades ambientales: la septuagenaria C.V.C. promovida por las élites caleñas en tiempos de la dictadura del General Rojas Pinilla.


No le asiste la misma responsabilidad al DAGMA, pues esta apenas debutará treintona el venidero diciembre, además solo tiene competencia dentro del perímetro urbano aunque desde la alcaldía y algunos de los contratistas de esta autoridad local hayan querido erradamente extender su ámbito hasta lo rural incorporándole la UMATA. Su compromiso aunque menor, está direccionado a la nula educación ambiental.


Es claro que los terratenientes vallecaucanos quisieron copiar el modelo de distrito de riego especializado promovido por Roosevelt en los años 30, cristalizado con la Administración del Valle de Tennessee. Desde la C.V.C. acometieron la domesticación del río Cauca, miras al aprovechamiento de su valle geográfico para convertirlo en monocultivo de caña de azúcar, un desierto verde que desecó ingentes humedales madreviejas.


El Director General, que además de llevar 4 años y medio, viene de asesorar al anterior Director (es decir con más de 8 años de responsabilidad institucional), informó que en su primer período: “Desde la Cordillera hasta el litoral se ha realizado la siembra de 7.876.091 árboles, interviniendo predios públicos y privados” indicando que en Cali se han intervenido 267 hectáreas. Vamos a hacerle una escrutadora lectura a estas cifras.


Empecemos por traslapar las 267 hectáreas, que según afirma el Director se han sembrado en Cali, con el área del corregimiento de Golondrinas (1.046), que colinda con los barrios del norte en donde se han presentado las recientes mayores inundaciones, es decir, vendría a ser tan solo la cuarta parte. Del total de árboles dice el funcionario, corresponden 8.085 Has. al Valle del Cauca, es decir, casi 8 veces Golondrinas.


Donde está la relación que nos permita saber la cuantía de dicha reforestación, para determinar la ecuación costo beneficio, así como las evidencias aerofotográficas que nos permitan evidenciar que efectivamente se sembraron los casi 8 millones. Aún estamos a tiempo de determinar dichos indicadores, y es precisamente el Director quien debe aportarlos, por su formación de funcionario abogado (no litigante).


Estando claro que en la zona rural de Cali la autoridad es la C.V.C. (excluido el Parque Farallones), esta emitió un balance de las causas de las inundaciones de lodo en el Norte, afirmando que uno de los 3 factores es la falta de cobertura vegetal. ¿Entonces cual fue el criterio para sembrar (no se sabe adónde) los casi 280 mil árboles? ¿Será que gestión ambiental no conversa con gestión del riesgo? Preguntas elementales de una veeduría.


Quien ha permitido que lánguidos personajes sin imaginación ni talento se perpetúen en cargos tan importantes como la C.V.C., sin duda, la gobernadora, una profana gamonal política que maneja los hilos de la politiquería en nuestra región, directamente hace casi 10 años e indirectamente 22, privada de la libertad al ser investigada judicialmente por lavado de activos. Y por supuesto también sus electores.


Responsables son también las organizaciones ambientales contratistas, que han reelegido durante 20 años al mismo paquidérmico Consejero Directivo en la C.V.C., sin entender que la biodiversidad además de fauna y flora, implica diversidad de pensamiento; así como la Ministra de Ambiente quien se negó a reformar la resolución para prohibir esta reelección en las Corporaciones Autónomas, no obstante que le remitimos el borrador.


Tenemos el deber de promover otra acción popular para remover a estos personajillos por la evidente transgresión del derecho colectivo a la moralidad administrativa, ante las groseras infracciones legales en la reelección y gestión del representante de la más antigua autoridad ambiental de Colombia. Otrora logramos ante el Consejo de Estado revocara al Consejo Directivo la elección de otro turbio Director.


Más temprano que tarde, los chicos malos tararearan el tango Ladrillo (Filiberto y Caruso, 1926): “Ladrillo está en la cárcel… / el barrio lo extraña / Sus dulces serenatas / ya no se oyen más / Los chicos ya no tienen / su amigo querido / Que siempre moneditas / les daba al pasar”.

Se quiebra el balance fiscal



27 de mayo de 2024. Por Eduardo Sarmiento (© Tomado de El Espectador). Por factores estructurales que vienen de atrás la economía pasó a un estado de oferta, inversión mayor que el ahorro, y se enfrenta con el modelo de Solow de ahorro igual que la inversión.


Se parte de una economía idealizada de mercado, en la cual se cumple la ley de Say y la curva de Phillips. La oferta agregada es igual que la demanda agregada. La producción y la inflación van en la misma dirección. El desajuste se enfrenta con un modelo de equilibrio que eleva la tasa de interés, revalúa el tipo de cambio y baja la tasa de ahorro. Se entra en un círculo vicioso, en el cual la producción y la tasa de ahorro descienden y se refuerzan, y terminan en colapso. Lo que se requería era un modelo de desequilibrio que redujera la tasa de interés, devaluara la moneda y así elevara la tasa de ahorro. En su lugar, la economía quedó abocada a una elevación de la tasa de interés y revaluación de la moneda, y baja de la tasa de ahorro. Luego, en razón de la alta complementariedad, la baja sustitución entre capital y trabajo, se precipitó una fuerte contracción del empleo. Se quebró la igualdad entre la oferta y la demanda, la primera determinada por el empleo y la tasa de ahorro, y la segunda por la inversión, y la suma de los déficits fiscal y en cuenta corriente. En otros términos, se configuró un estado de ahorro inferior a la inversión que no puede enfrentarse con los instrumentos de mercado, cómo subir la tasa de interés y revaluar el tipo de cambio. Solo se puede realizar con la intervención del Banco de la República bajando la tasa de interés real y contrayendo el crédito real.


En términos simples, teníamos una economía de oferta, que como lo dice su nombre, la oferta es menor que la demanda, el ahorro es menor que la inversión, con un modelo, como es el de Solow, de ahorro igual a la inversión. Lo que se requería era un modelo no basado en Solow, sino en los hechos factuales que mostraban que la tasa de interés subía, el tipo de cambio se revaluaba y la tasa de ahorro descendía.


Como no se hizo, la economía quedó asediada por un cuantioso déficit fiscal y en cuenta corriente, y la reducción del ahorro que quebró la igualdad entre la oferta y la demanda agregada, y entre el ahorro y la inversión. No hay otra opción que intervenir el mercado cambiario para devaluar la moneda o configurar un exceso de demanda sobre la oferta de dinero. De otra manera, la economía se vería abocada a una reducción de la tasa de ahorro que deprime la producción y el empleo.


La verdad es que por factores que vienen de atrás la economía quedó asediada por el estado de ahorro inferior a la inversión, que no es sostenible. La economía se deteriora a todos los niveles y se dirige a un estado de difícil retorno. La solución es un modelo de desequilibrio que aumente el ahorro por encima de la inversión, en contravía del mercado y de la ortodoxia que se niegan a reconocer que el ahorro debe mayor que la inversión.


La falla está en presumir que el ahorro y el empleo no afectan la producción en razón de alta sustitución de trabajo y capital, que es controvertida por la evidencia del último siglo.


Los resultados y desaciertos macroeconómicos ocasionan la reducción de la tasa de ahorro. Así, el manejo macroeconómico fiscal y de balanza de pagos da lugar a una suma de los déficits que supera la regla fiscal y los límites internacionales de prudencia.


En este punto es muy difícil que el Gobierno pueda realizar los programas sociales. En un principio se esperaba que el ajuste macroeconómico redujera el déficit fiscal y así ampliara el margen para incrementar las reformas sociales. En este momento, las condiciones macroeconómicas constituyen una seria restricción para su realización, en particular el de la salud, y en menor grado el sistema pensional.


La información macroeconómica revela el quiebre entre la oferta determinada y representada por las fuerzas productivas y la demanda representada por el comercio y los servicios. La oferta tiende a ser sobrestimada por los procedimientos de cálculo que la asemejan a la demanda. Así mismo, la demanda está sobrestimada por la reducción de las exportaciones y las importaciones.


Los cálculos de oferta y demanda no coinciden. El ahorro es menor que la inversión, la oferta es menor que la demanda. La solución es el modelo que baje la tasa de interés real, devalúe la moneda, y así eleve la tasa de ahorro.

lunes, 20 de mayo de 2024

¿De qué biodiversidad estamos hablando? - Disertaciones del Crepúsculo



Cali, 20 de mayo de 2024. Por Armando Palau Aldana. En 1972 el mundo estaba terminando la Década de la Esperanza que protagonizaron las juventudes que nacieron en la segunda postguerra mundial, especialmente expresiones musicales que llenaron de entusiasmo los parques y los centros urbanos de las grandes urbes y sus barriadas. El aristocrático Club de Roma publicó Los Límites del Crecimiento que encargó a la Universidad de Massachusetts (que proyecto el 2100 como el año de no retorno) y se celebró la Asamblea de Naciones Unidas sobre el Entorno Humano en Estocolmo.


Dos décadas después se realizó la Cumbre sobre Medio Ambiente y Desarrollo en Río de Janeiro, con base en Nuestro Futuro Común que elaboró la Comisión Mundial en 1987 y que confeccionó el concepto de desarrollo sostenible (los activistas ambientalistas, es decir los alternativos, preferimos el sustentable). En Brasil salieron avante la Convención sobre Diversidad Biológica, la Declaración sobre Medio Ambiente y Desarrollo, y la Agenda de Río. Hubo puja sobre la biodiversidad y Estados Unidos se negó a suscribirla, solo lo hizo 2 años después.


Desde 1992, cada dos años se realiza una COP (Conference of the Parties), en la que los países miembros evalúan los avances de los compromisos esenciales: la conservación de la diversidad biológica, la promoción de su utilización sostenible, y la garantía de la distribución equitativa de los beneficios derivados de su utilización. Es una puesta en escena que se parece al caminar de un Cangrejo o de una Tortuga, pues avanza lentamente mientras el deterioro de la biodiversidad ocurre vertiginosamente, sin embargo el espectáculo internacional lo oculta.


Las organizaciones ambientales no activistas, expertas en contratación estatal y en captación de recursos internacionales (con los que sus gestores engrosan sus bolsillos y se dan vida de pequeños burgueses), y que conforman parte de la opinión pública, confunden las metas de las COP sobre biodiversidad, con las de la Declaración sobre Medio Ambiente y Desarrollo y la Agenda de Río: Objetivos del Milenio y los ODS 2030, que han fracasado ante la impávida mirada del mundo. Es decir, están más perdidos que embolatados y hacen eco de dicho despiste.


Esas organizaciones de contrato están a la espera de financiar proyectos de mucha bulla pero poca envergadura, a ellos se suman ahora organismos “socio ambientales”, remoquete que utilizan para tratar de enverdecer su rol social, esperando que caigan recursos en sus bolsillos, sin saber que no hay dinero. De los 502 billones de presupuesto nacional 2024, 94,5 para servicio a la deuda y 310 para funcionamiento; para Mindefensa, Minsalud y Mineducación un poco más de 70 para cada uno, mientras para gastos de inversión para Minambiente 1,12 billón.


Mientras el espectáculo de las COP se perpetua, temas realmente neurales como los servicios ecosistémicos de la biodiversidad para todas las comunidades, siguen teniendo un trasfondo monetario en servicio de la banca internacional y las transnacionales. Esta crisis se evidencia en informes sobre desarrollo humano: “Las desigualdades se heredan y se acumulan a lo largo de la vida, promoviendo ciclos viciosos de baja productividad y escaso crecimiento” (Colombia: territorios entre fracturas y oportunidades – Resumen Ejecutivo, 2024).


Desigualdad S.A. (Oxfam, 2024), nos dice: “Desde 2020, la riqueza conjunta de los cinco hombres más ricos del mundo se ha duplicado. Una enorme concentración de poder empresarial y monopolístico está exacerbando la desigualdad en la economía mundial. A base de exprimir a sus trabajadores y trabajadoras, evadir y eludir impuestos, privatizar los servicios públicos y alimentar el colapso climático, las empresas están impulsando la desigualdad y generando una riqueza cada vez mayor para sus ya ricos propietarios económico en los territorios”.


Seguimos defendiendo escenografías que nos ocultan una realidad, en la que la biodiversidad no está al servicio del interés general y del bienestar popular, sino de intereses militares geoestratégicos como escudo de protección de potencias mundiales, mientras nuestro gobierno rompe relaciones con el Estado de Israel (cuyo genocidio contra el pueblo palestino financia el Tío Sam), nos sumamos a la Fuerza Marítima Combinada que capitanea la Armada Yanki, y la construcción de obras militares en una cuestionada Estación Guardacostas en Isla Gorgona.


Un pensamiento y un activismo ambientalista requieren una reflexión seria, como lo dijo André Gorz (1975): “La ecología política nace de una protesta espontánea contra la destrucción de la "cultura de lo cotidiano" que constituye nuestro medio de vida. La exigencia de liberación implica una dimensión ecológica, pero a partir de una crítica del capitalismo, de la racionalidad económica que se ha vuelto invasiva, y de una innovadora reflexión sobre las consecuencias de las "metamorfosis del trabajo. Mediante el re-arraigo de la teoría crítica en una fenomenología aplicada”.


Esas funestas organizaciones ambientales nos recuerdan Mano a Mano de Gardel, Razzano y Flores (1923): “Hoy tenés el mate lleno de infelices ilusiones / Te engrupieron los otarios, las amigas, el gavión / La milonga entre magnates, con sus locas tentaciones / Donde triunfan y claudican milongueras pretensiones / Se te ha entra'o muy adentro, en el pobre corazón. / Y mañana, cuando seas descolado mueble viejo / y no tengas esperanzas en tu pobre corazón, / si precisás una ayuda, si te hace falta un consejo, / acordate de este amigo que ha de jugarse el pellejo / pa'ayudarte en lo que pueda cuando llegue la ocasión”.


Cali, 20 de mayo de 2024.


lunes, 13 de mayo de 2024

Utilidad de las Acciones Constitucionales - Disertaciones del Crepúsculo


Cali, 13 de mayo de 2024. Por Armando Palau Aldana. He reiterado hasta la saciedad, que muchas de las posibilidades consagradas en la Carta Fundamental del 91 siguen sin estrenarse, la primera y más importante, la exclusiva soberanía popular mediante la cual se materializaría la participación democrática, que aún permanece estrangulada por la democracia representativa. Esta soberanía en cabeza del pueblo se puede ejercer a través de las acciones constitucionales como la tutela, cumplimiento, popular, constitucionalidad y penal, como instrumentos para hacer control social sobre la gestión estatal.

La característica de estas acciones es que son públicas y no se requiere ser abogado para poderlas interponer, aunque se necesite tener un mínimo conocimiento del ordenamiento jurídico, el cual se puede obtener con la juiciosa y analítica lectura de la Constitución como ley de leyes. La tutela por ejemplo, como acción de amparo constitucional para la protección de los derechos fundamentales, solo vino a incorporarse en la Carta Fundamental del 91, no obstante que la Declaración de las Naciones Unidas la plasmo desde 1948.

No pretendo reducir estas disertaciones al culto a la ley, pues es notorio que invade en cantidades desproporcionadas nuestro ordenamiento jurídico, con muchas piezas legales bastante escleróticas, sumado al paralítico sistema judicial en profunda crisis institucional. Es decir, sin que estas acciones judiciales sean la panacea, son herramientas que nos permiten ejercer de alguna manera el control social como expresión de la soberanía popular, pero es indispensable que la ciudadanía acuda a los estrados judiciales para superar la ignorancia jurídica.

Otras de las responsables de esta crisis institucional del ordenamiento jurídico, como ya lo he advertido, es la promulgación industrial de leyes por parte de un Congreso en la que los hombres y mujeres del Pacto Histórico juegan un rol importante, de la mano del gobierno nacional que tiene iniciativa legal, pero en vez de suprimir leyes incorpora más, entrabando a la ciudadanía el acceso a la administración de justicia, con ingente cantidad de normas que además se caracterizan por ser largas y tediosas, un yerro que debe corregirse pronto.

Aunque no sirve de excusa, es precisamente la ignorancia de la ley la que permite que la corrupción siga incrustada en el aparato estatal y se ejerza desde las distintas esferas del gobierno y demás entes estatales, ese mal que carcome nuestra nacionalidad y que Simón Bolívar enfrentó con la imposición de la pena de muerte mediante decreto que cumplió doscientos años de promulgado, advirtiendo que una de las principales causas de los desastres de la República, ha sido la escandalosa dilapidación de sus fondos, por algunos funcionarios.

Cuando el ejercicio de las acciones constitucionales se vuelva una costumbre inveterada y reclame su condición a los servidores públicos que se creen pequeños reyezuelos: congresistas que no responden los llamados que las comunidades les formulan y que argumentan intensa labor legislativa para disimular la soberbia del transitorio poder, ministros y viceministros que destilan arrogancia, o magistrados que no ocultan su altanería, entraremos al cambio y nuestra lucha será la de muchos y no la de unos pocos, contra la corrupción.

En el desarrollo de este deber ciudadano, esta semana interpondré acción de cumplimiento contra el Director de la Autoridad de Licencias Ambientales para que inicie proceso sancionatorio contra los oficiales que dirigen la Armada Nacional, ante los reiterados incumplimientos de las obligaciones impuestos en las resoluciones y autos relacionados con el permiso para construir las obras militares (hangares, muelle y radar) de la proyectada Estación Guardacostas en Gorgona. Como siempre estaremos acuciosos en esta tarea.

La dificultad que entraña esta interminable lucha, elogiada por Estanislao Zuleta, nos recuerda el tango “Tormenta” escrito y musicalizado por Enrique Santos Discépolo (1939): “Si la vida es el infierno / y el honrao vive entre lágrimas, / ¿cuál es el bien... / del que lucha en nombre tuyo, / limpio, puro?... ¿para qué?... / Si hoy la infamia da el sendero / y el amor mata en tu nombre, / ¡Dios!, lo que has besao... / El seguirte es dar ventaja / y el amarte sucumbir al mal”.


jueves, 9 de mayo de 2024

La Tozudez del Gobierno con Gorgona - Disertaciones del Crepúsculo




Cali, 9 de mayo de 2024. Por Armando Palau Aldana. Este fin de semana, en las jornadas de “La Avanzada / Voces por la democracia” organizado en Bogotá por la corporación Justicia y Democracia, se cuestionó al Ministro de Defensa y al Subdirector de Participación de la Autoridad de Licencias Ambientales (ANLA), por persistir en desconocer la esencia de la democracia participativa fundada en la exclusiva soberanía popular consagrada en la Constitución Política. 


Esto ocurre 3 semanas después de la sentencia proferida por el Tribunal de Bogotá, que ordenó a la ANLA suspender la licencia otorgada al Ministerio de Defensa para la construcción de las obras militares en la proyectada Estación Guardacostas en el Parque Natural Isla Gorgona, ante la omisión de Consulta Previa, amparándole este derecho a la Comunidad Negra del Consejo Comunitario de Guapi Abajo. 


Resulta incompresible que ante esta evidencia de nulidad de la Licencia Ambiental otorgada al Ministerio de Defensa (Armada Nacional), una consulta que ya no puede ser previa como lo ordena el Convenio 169 de la OIT, se continúe en contramarea de la realidad jurídica, ambiental y étnica expuesta sobre lo graves impactos que las obras militares de la proyectada Estación Guardacostas. Es una inaceptable tozudez. 


Esta semana, el portal DeJusticia publicitó la sentencia definitiva del Consejo de Estado (del pasado febrero con aclaraciones de voto en abril), que da cuenta de la ratificación de la acción popular otorgada por el Tribunal de San Andrés, denegando el permiso para construir una Estación Guardacostas en la Isla Providencia, declarada Reserva de Biósfera Seaflower por la UNESCO (2000). 


Son circunstancias similares: Gorgona hace parte del Sistema de Parques Nacionales Naturales y está en la Lista Verde de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, y las actividades militares no están consagradas como usos institucionales por el Código de los Recursos Naturales, además de ser un frágil ecosistema cuya protección está ordenada por la Constitución. 


Incluso, el Ministerio de Ambiente impuso medidas de protección a los humedales de Bogotá: Juan Amarillo, Córdoba y Jaboque, por obras de endurecimiento que no tuvieron en cuenta el plan de manejo de estos cuerpos de agua y que estarían afectando las dinámicas naturales de los mismos. En cambio, guarda silencio respecto del invasivo sendero al Cerro La Trinidad construido por contratistas del Fondo Antinarcóticos gringo. 


De esta tozudez se ha construido una tesis militar. El ataque de Irán a Israel fue monitoreado y repelido por un "barco misilístico norteamericano con capacidades de defensa avanzadas” que funciona articulado con radares en tierra, para activar el Terminal de Defensa de Área a Gran Altitud. Esta lógica podría ser uno de los intereses del país del Tío Sam en el patrocinio de estos escáneres en el Corredor Marino del Pacífico Este Tropical. 


Es tal la negligencia gubernamental, que, durante la marcha del primero de mayo, se le escucho decir a la Viceministra del Interior Lilia Solano, que solo iría la Consulta con el Consejo Comunitario Guapi Abajo, burlando la palabra empeñada y el compromiso asumido por ella misma ante la Mesa para la Gobernanza Ambiental Gorgona Sanquianga, con sus Consejos Comunitarios y Pueblos Indígenas del litoral Pacífico de Cauca y Nariño. 


Flaco favor le hace esta tozudez al gobierno nacional, en estos momentos en que una férrea oposición de la derecha pretende montar un expediente desde el Consejo Nacional Electoral para cuestionar la legitimidad de las elecciones presidenciales, en un claro desbordamiento de competencia constitucional y usurpación de funciones públicas, dentro de la estrategia de golpe blando generando tensión y zozobra en la opinión pública. 


Que no se siga por el sendero lúgubre de insensatez, porque cada día tendrán más fuerza los argumentos de quienes defendemos el Parque Natural Gorgona e Isla Ciencia y podría desvanecerse el optimismo de un pueblo que clama el cambio. Dice el tango Remembranza de Melfi y Battistela (1934): “Muerta la luz de mi esperanza / Soy como un náufrago en el mar / Sé que me pierdo en lontananza / Mas no me puedo resignar”. 


Cali, 9 de mayo de 2024. 


 


 

miércoles, 1 de mayo de 2024

La gente piensa lo que le hacen pensar

 

“Nuestra ignorancia está planificada por una gran sabiduría” Raúl Scalabrini Ortiz

1° de mayo de 2024. Por Marcelo Colussi. “El poder de la prensa es primordial. Establece la agenda de discusión pública. Es un avasallador poder político que no puede ser controlado por ninguna ley. Determina lo que la gente habla y piensa con una autoridad reservada en algunas partes del mundo solo a los tiranos, sumos sacerdotes y mandarines”, decía Theodore White en los ‘60 del siglo pasado.

Esto presupone que una buena cantidad de gente leía. Pero sabemos que cada vez más la tendencia es a no leer, en todas partes del mundo. Los mensajes audiovisuales se han entronizado; todo es imagen, rápida, fulgurante, poco texto, mucho color, movimiento, acción. Y ello tiene más poder de penetración, mucho más de lo que señalaba Th. White 60 años atrás, cuando la gente leía más. 

Esta tendencia actual, está claro, llegó para quedarse. No hay marcha atrás. Constituye un hecho cultural, civilizatorio en el sentido más amplio. Según lo que vamos empezando a ver, una considerable cantidad de jóvenes -fenómeno que se da en mayor o menor medida en todo el mundo, con variaciones según los distintos países, pero todos, en general, con notas bastante comunes- ya no concibe la vida sin estas tecnologías (nativos digitales se les llama). Muchos adultos, igualmente, transitan similar senda. Sin dudas, esto está cambiando el modo de relacionarnos, de resolver las cosas de la cotidianeidad, de pensar, ¡de vivir! 

La preeminencia que ha cobrado la imagen no puede desligarse de una ideología centrada en la ganancia en tanto motor del desarrollo económico (apelando así a la venta de imágenes con fuerza frenética). La imagen atrapa: fascina. De ahí que es cada vez más usada para “vender” mercancías (todo es mercancía vendible) y generar formas de control social (mensajes político-ideológicos). 

No hay dudas que el sistema capitalista sabe muy bien lo que hace. Su preocupación máxima, en lo que pone todo su empeño, es lograr que nada cambie. Para eso tiene las armas… y los medios de comunicación. Puede permitirse cambios cosméticos; gatopardismo, en definitiva: cambiar algo prescindible para que no cambie nada en las raíces. En ese sentido, con varios siglos de acumulación -de riquezas y de sabiduría- sabe cómo seguir saliendo airoso y resistir revoluciones y todo tipo de intento de transformación. 

Si el campo popular no sabe bien qué hacer en este momento post caída del muro de Berlín, no es porque sea tonto (votando candidatos de ultraderecha, neonazis, aplaudiendo posiciones antipopulares). Es poque los manejos ideológico-culturales están hechos a la alta escuela. ¿Qué otra cosa es, si no, esto de la publicidad, el “arte del engaño”? ¿Cómo es posible que la gente, las grandes masas populares, siempre sojuzgadas por el sistema, no piensen en cambiar el estado de cosas sino en divertirse viendo alguna simpleza en televisión (“La televisión es muy instructiva, porque cada vez que la prenden me voy al cuarto contiguo a leer un libro”, dijo sarcástico Groucho Marx), o en las redes sociales? Se logra que importe más el partido de fútbol o la telenovela de moda que los grandes problemas que nos atañen.

La guerra ideológico-cultural no da tregua; como dijo Zbigniew Brzezinski: se trata de manipular a las masas incoordinadas manejando muy bien “sus mentes y sus corazones”. Valga este ejemplo: un miembro de la Contra Nicaragüense, preguntado sobre por qué se integró a esa fuerza, respondió: “Porque vienen los piricuacos [sandinistas] y te ponen una inyección que te vuelve ateo y comunista.” La guerra ideológica da esto como resultado. Decididamente: saben hacerla. Las iglesias neo-evangélicas que pueblan toda Latinoamérica completan el trabajo. 

Desde hace unas cuatro décadas se vive un proceso de globalización económica, tecnológica, política y cultural que achicó distancias convirtiendo a todo el globo terráqueo en un mercado único. Esa sociedad global está basada, cada vez más, en la acumulación y procesamiento de información y en las nuevas tecnologías de comunicación, crecientemente más rápidas y eficientes. Estas nuevas tecnologías (consistentes en la telefonía celular móvil, el uso de la computadora personal y la conexión a la red de internet) permiten a los usuarios una serie de procedimientos que cambian de un modo especialmente profundo su modo de vida, teniendo así un valor especial, pues permiten hablar sin duda de un antes y un después de su aparición en la historia. El mundo que se está edificando a partir de su implementación implica un cambio trascendente, del que ya se ven las consecuencias, las cuales se acrecentarán en forma exponencial en un futuro del que no se pueden precisar lapsos cronológicos, pero que seguramente será muy pronto, dada la velocidad vertiginosa con que todo ello se está produciendo.

“El emergente paradigma capitalista post-pandemia se basa en una digitalización y aplicación de las tecnologías de la así llamada cuarta revolución industrial. Esta nueva ola de desarrollo tecnológico es posibilitada por una tecnología de la información más avanzada. (…) La economía global post-pandemia supondrá una aplicación rápida y expansiva de la digitalización a cada aspecto de la sociedad global, incluidas la guerra y la represión”, comenta William Robinson. Es innegable que vivimos un nuevo momento civilizatorio, donde la capacidad de manipulación de los grandes poderes se muestra casi infinita.

En esta nueva forma comunicacional que se ha impuesto nos encontramos con el primado de lo superficial, de la inmediatez banal, con noticias que no son noticias, sino fake news, habiéndose llegado a hablar de post verdad -¿ya no hay criterio de veracidad?, ¿todo puede ser un holograma, una mentira bien empaquetada?-. En esa lógica se inscribe la apología de la imagen, siempre retocada, falseada; ahí están las redes sociales que permiten la tergiversación de lo que se ve llevado a un grado máximo con filtros y triquiñuelas varias: un obeso puede parecer delgado, una anciana puede parecer una quinceañera, etc. ¿No se puede creer ya en nada? ¿Habitamos en una nube digital donde los poderes dominantes nos viven confundiendo, el feo parece hermoso y las asimetrías socioeconómicas se presentan como inexorables y naturales? “No hay alternativa”, vociferaba Margaret Thatcher. Ahí están los net centers, creadores de opinión pública a partir de viles mentiras (recuérdese lo dicho por Brzezinsky). Las redes sociales, de las que cada vez pareciera que se puede prescindir menos, pues cada vez más se vive “conectado”, han pasado a ser la nueva biblia social… montando mentira tras mentira, banalidad tras banalidad. Todo está en la red, y San Google -o ahora San GPT- pasaron a ser la nueva deidad. No debe olvidarse, no obstante, que buena parte de la humanidad no tiene de momento acceso a estas tecnologías (muchos, incluso, ni siquiera acceden a energía eléctrica). ¿Poblaciones “sobrantes” entonces? Gente que no consume productos elaborados tecnológicamente, pero que “roba oxígeno y agua dulce”: ¿habrá que eliminarles según la lógica del capital? 

Ahora bien: el campo popular no puede quedarse callado ante esto, debiendo jugar en el mismo plano, con una contracomunicación crítica usando similares medios técnicos. El ámbito comunicacional no puede servir solo para mentir, por supuesto. Puede, y debe, servir para emancipar. 


mmcolussi@gmail.com, 

https://www.facebook.com/marcelo.colussi.33

https://www.facebook.com/Marcelo-Colussi-720520518155774/

https://mcolussi.blogspot.com/

https://www.instagram.com/marcelocolussi8



Reflexiones Ambientales - Disertaciones del Crepúsculo


Cali, 29 de abril de 2024. Por Armando Palau Aldana. En primer término, debo referirme al debate de control político citado por los Representantes Jennifer Pedraza y Juan Carlos Lozada, coadyubado por Duvalier Sánchez, Catherine Juvinao y Daniel Carvalho. Asistimos a la Comisión Primera de Asuntos Constitucionales los Ministros de Defensa y de Ambiente, el Director de Parques Nacionales, el Viceministro del Interior, altos oficiales de la Armada y voceros de la sociedad civil.

Jennifer y Lozada se lucieron con lujo de detalles, las ayudas audiovisuales de Juan Carlos fueron organizadas y expuestas en forma relevante, se cambió acertadamente la estrategia de direccionamiento, el debate se enfocó hacia el Ministerio de Defensa como titular de la licencia para construir la Estación Guardacostas (radar, muelle y hangares), corroborando el carácter militar de las obras financiadas por los gringos.

Quien fuera Directora de Parques por más de tres lustros, madre de la presencia militar en Gorgona y promotora de la Estación Guardacostas, Julia Miranda, hoy día Representante por el Nuevo Liberalismo y caracterizada mujer de derecha, a pesar de sus ingentes esfuerzos por defender la militarización de la Isla Ciencia, sucumbió ante los argumentos de los congresistas citantes, de los ambientalistas y voceros comunitarios.

Los logros de este debate prueban el carácter militar de una obra liderada por el Ministerio de Defensa como beneficiario de la licencia y no por el Ministerio de Ambiente, enmascarador de propósitos científicos y de conservación no incluidos en ninguno de los actos administrativos de la licencia mediante los cuales este gobierno avala semejante despropósito, que riñe con metas y propósitos de biodiversidad de la COP15 en Montreal.

La ratificación verbal del otro Viceministerio del Interior, de realización de la Consulta con todos los Consejos de Comunidades Negras y Resguardos de Pueblos Indígenas del Pacífico caucano y nariñenses agrupados en la Mesa para la Gobernanza Ambiental Gorgona Sanquianga, “Acuerdo de Guapi” que de acordado el 13 de abril con conato de incumplimiento por la Armada y la Dirección de Consulta del Ministerio del Interior, revive.

El logro de compromiso presencial del alcalde Alejandro Eder de protección del Cerro El Morro, de acatamiento a la normatividad ambiental de este Relicto de Bosque Seco Tropical de Cali, gracias a la decidida presión popular de ediles y comunitarios del sector Meléndez, es otro logro que celebramos, aunque posteriormente las Secretarias de Paz y Gestión del Riesgo se hayan tornado displicentes con la comunidad.

El cierre del Grupo WhatsApp conformado desde la reunión con organizaciones ambientales y ambientalistas para la COP16, es inaceptable y constituye afrenta a la libertad de opinión y una censura del Ministerio de Ambiente, que no solo riñe con los preceptos constitucionales y con los propósitos del Acuerdo de Escazú para el acceso a la información y justicia ambientales. Del dicho al hecho hay mucho trecho.

Lamentar, que las expectativas de la COP16 estén proyectando una especie de mercado persa en el que se ofertan y compran artículos diversos, nuevos o usados a menor precio; pero como no hay mal que por bien no venga, se convierte en un cernidor que diferencia las organizaciones ambientales de las ambientalistas, estas pocas que practicamos el activismo inspiradas en André Gorz y Eduardo Galeano.

Anuncio que marcharé este Primero de mayo, en honor a la lucha de l@s obreros, jornaler@s y emplead@s, pero además, aunque haya sido víctima de imputaciones deshonrosa por parte de Petro que el Consejo de Estado definirá, porque entre este gobierno de transición y de centro, lo prefiero a la recalcitrante derecha que viene organizando el propósito de retomar el poder gubernamental, pues el bancario y empresarial todavía lo conservan.

Como dice el bello tango El Choclo (1947) de Santos Discépolo, Catán y Villoldo, cantado magistralmente por Tita Merello: “Con este tango que es burlón y compadrito / se ató dos alas la ambición de mi suburbio; / con este tango nació el tango, y como un grito/ salió del sórdido barrial buscando el cielo; / conjuro extraño de un amor hecho cadencia / que abrió caminos sin más ley que la esperanza, / mezcla de rabia, de dolor, de fe, de ausencia / llorando en la inocencia de un ritmo juguetón”.



sábado, 20 de abril de 2024

La Universidad del Sur de California silencia a su mejor estudiante, pero ella promete seguir luchando


20 de abril de 2024. Por Amy Goodman y Denis Moynihan. En el centro del campus de la Universidad del Sur de California, situada en la ciudad de Los Ángeles, se encuentra una estatua de Hécuba, reina de la antigua Troya. En el sitio web de la universidad se afirma que dicha estatua “rinde tributo a las mujeres de Troya”. Y más adelante se agrega: “Hécuba defendía a sus hijos y a su ciudad con inmensa pasión y lealtad. Ella instaba a los troyanos a seguir luchando, aunque estuvieran en inferioridad numérica, se sintieran exhaustos o enfrentaran obstáculos aparentemente insuperables”. La Universidad del Sur de California está repleta de imágenes de Troya, una ciudad amurallada que, según los escritores antiguos, como Homero, fue saqueada por los griegos tras infiltrarse en ella escondidos dentro del legendario “caballo de Troya”. El lema de los equipos deportivos de la universidad —Los Troyanos— es “¡Sigamos luchando!”. Sin embargo, la Universidad del Sur de California decidió esta semana abandonar a una de sus estudiantes más destacadas, la joven que fue distinguida como “estudiante ejemplar” de la promoción 2024: Asna Tabassum. La universidad optó por renunciar a la lucha y se doblegó ante la creciente ola de neomacartismo que azota actualmente los campus universitarios de todo Estados Unidos.

El lunes pasado, la institución anunció que cancelaba el discurso de graduación de Tabassum. “La intensidad de las emociones, exacerbada tanto por las redes sociales como por el conflicto en curso en Medio Oriente, ha escalado al punto de crear riesgos sustanciales relacionados con la seguridad y el normal desarrollo de la ceremonia de graduación”, explicó en un comunicado el rector del centro educativo, Andrew Guzman, y agregó: “Para ser claros: esta decisión no tiene nada que ver con la libertad de expresión. No existe el derecho a la libertad de expresión para hablar en una ceremonia de graduación”.

Asna Tabassum es una musulmana estadounidense cuya familia es originaria del sudeste asiático, que se graduó con una especialización en ingeniería biomédica y una especialización secundaria en Resistencia al Genocidio. En el sitio web del Consejo de Relaciones Islámico-Estadounidenses (CAIR, por sus siglas en inglés), la joven compartió una respuesta al comunicado emitido por la universidad, en la que expresa, entre otras cosas: “No me sorprende que haya quienes intentan propagar el odio. Me sorprende que mi propia universidad —que fue mi hogar durante cuatro años— me haya abandonado. […] El 14 de abril, les consulté [a las autoridades] sobre las supuestas preocupaciones de seguridad y se me informó que la universidad disponía de los recursos necesarios para implementar las medidas de seguridad adecuadas durante mi discurso de graduación, pero que no iban a tomarlas porque aumentar esas medidas de protección no encajaba con 'la imagen que la universidad desea proyectar'”.

En conversación con Democracy Now!, Asna describió la virulenta campaña a la que se vio sometida después de ser distinguida como estudiante ejemplar: “Apenas unas horas después [de que se hizo el anuncio de que yo había sido designada como estudiante ejemplar 2024] se desató una campaña muy generalizada —y, sinceramente, muy violenta y decepcionante— para que me retiren la distinción”.

Las autoridades de la Universidad del Sur de California no quisieron compartir detalles de las amenazas que supuestamente recibieron. Asna dijo al respecto: “No me brindaron ninguna información [acerca de las amenazas] y me dijeron que no era apropiado que yo me enterara de ellas”.

Su área de estudio principal y su especialización secundaria pueden parecer completamente discrepantes, pero Asna expresó: “Mi especialización en Resistencia al Genocidio me da la oportunidad de estudiar la condición humana en lo que posiblemente sea una de las peores condiciones que se puedan experimentar”.

Y agregó: “Y la ingeniería biomédica es mi forma de aprender procesos y aplicaciones técnicas para mejorar la condición humana al aumentar el acceso a la salud […], de modo de que podamos mejorar la forma en que las personas experimentan la atención sanitaria cuando más la necesitan”.

Una de las razones más probables por la que Asna estuvo en el punto de mira, y que las autoridades de la universidad no mencionaron, es la solidaridad de la joven con el pueblo palestino. En su biografía de Instagram, Asna proporciona un enlace a un sitio web en el que se expone en detalle el conflicto entre Israel y Palestina. En ese sitio se describen tanto la solución de dos Estados como la de un Estado, las dos principales propuestas para una paz permanente en la región. En una de las oraciones incluidas en el contenido del sitio se expresa que “un Estado palestino significaría la liberación del pueblo palestino y la abolición completa del Estado de Israel”.

Durante la entrevista que mantuvo con Democracy Now!, Asna señaló al respecto: “La frase que sigue [..] habla de la coexistencia entre árabes y judíos. Aquí hay muchos factores. […] Solo estoy abogando por la igualdad humana y por la sacralidad de la vida humana cuando afirmo que los palestinos, así como los judíos, los musulmanes y cualquier otra persona que se haya visto involucrada en este conflicto, tienen el mismo derecho a la vida y el mismo derecho a disfrutar plenamente de sus vidas”.

En medio de los incesantes bombardeos israelíes contra la población civil de Gaza, la solidaridad de Asna con el pueblo palestino, especialmente como mujer musulmana que usa el hiyab, podría ser la imagen que, en efecto, la Universidad del Sur de California no desea “proyectar”.

Todo esto ocurre mientras, en el Congreso, los republicanos han montado una campaña de carácter neomacartista en la que acusan a las universidades liberales de élite de tolerar el antisemitismo en sus campus. Aunque el antisemitismo genuino existe, esta actual caza de brujas parece estar dirigida a los centros universitarios donde la solidaridad con Palestina y los movimientos contra la guerra están cobrando fuerza.

Un grupo de 23 profesores judíos de la universidad de Barnard/Columbia le envió una detallada carta abierta a la rectora de la Universidad de Columbia, Minouche Shafik, antes de que esta compareciera el miércoles ante el mismo comité de la Cámara de Representantes de Estados Unidos que provocó la dimisión de otras dos rectoras mujeres, la de la Universidad de Harvard y la de la Universidad de Pensilvania. En la carta, los docentes señalan: “Nos oponemos a que el antisemitismo sea utilizado como un arma para silenciar. Y abogamos por una universidad en donde todos los estudiantes, ya sean judíos, palestinos o de cualquier otro origen, puedan aprender y prosperar en un entorno abierto y honesto de investigación y debate riguroso”.

El Consejo de Relaciones Islámico-Estadounidenses ha pedido a la ciudadanía que se sume a la campaña para que la Universidad del Sur de California restituya a Asna Tabassum como oradora en la ceremonia de graduación. Fiel al espíritu de la reina Hécuba, Asna promete seguir luchando.

Traducción al español de la columna original en inglés. Edición: Democracy Now! en español, spanish@democracynow.org. Amy Goodman es la conductora de Democracy Now!, un noticiero internacional que se emite diariamente en más de 800 emisoras de radio y televisión en inglés y en más de 450 en español. Es co-autora del libro “Los que luchan contra el sistema: Héroes ordinarios en tiempos extraordinarios en Estados Unidos”, editado por Le Monde Diplomatique Cono Sur.


martes, 16 de abril de 2024

¿“Hombre nuevo” a la vista?


16 de abril de 2024. Por Marcelo Colussi. El solo hecho de plantearlo así ya invita a un cuestionamiento: ¿“hombre” como sinónimo de “humanidad”? ¿No se filtra ahí un prejuicio machista?

La cultura capitalista, hoy ya difundida por todo el orbe, trae consigo la idea del “éxito” por sobre todas las cosas. Si no se es “exitoso”, se es “perdedor”. Derrotar esos valores, esa cultura consumista y esa apología sin par del individualismo que trajo este sistema (recuérdese esa fantasía de “todo depende de mi propio esfuerzo”, “soy libre y decido mi vida”, “el que quiere, puede”) y que fueron ganando terreno en estos últimos dos siglos, parece una tarea titánica, quizá imposible a primera vista. De hecho, la psicología hegemónica en el mundo capitalista apuesta por esa forma de tratar lo humano: todo depende del esfuerzo personal, con lo que se afirma una presunta “libertad” originaria de cada individuo que, según esa visión, sería inalienable, pretendido valor supremo. “Todo depende de nuestro propio esfuerzo” (¡monumental falacia que ya parece entronizada!).

Desde una mirada más realista -o, mejor aún: crítica- puede observarse que el sujeto humano no es espontáneamente un heroico revolucionario que lo quiere cambiar todo, comprometido a toda hora con la transformación social, sino un ser adaptado, más bien conservador, que vive básicamente en rutinas que le permiten su sobrevivencia. En otros términos: uno más del rebaño. Homero Simpson puede ser su ícono representativo. “Los pueblos no son revolucionarios, pero a veces se ponen revolucionarios”, pudo leerse en una pintada callejera durante la Guerra Civil de España en la década de 1930. La idea de “hombre nuevo” que comenzó a impulsarse con el socialismo, en los albores de la revolución rusa y luego con los aportes de Ernesto Che Guevara en Cuba, fomentando una nueva ética basada en la solidaridad, la abnegación total y el internacionalismo, de momento no parece prosperar. La observación objetiva del actual desempeño humano está más cerca de lo descripto por Voltaire, uno de los principales ideólogos de la burguesía revolucionaria de su momento, mentor principal del Iluminismo dieciochesco, quien reflexionaba en su obra magna “Cándido o el optimismo”: “¿Creéis que en todo tiempo los hombres se han matado unos a otros como lo hacen actualmente? ¿Que siempre han sido mentirosos, bellacos, pérfidos, ingratos, ladrones, débiles, cobardes, envidiosos, glotones, borrachos, avaros, ambiciosos, sanguinarios, calumniadores, desenfrenados, fanáticos, hipócritas y necios?” 

Sin dudas, la puntualización hecha por este autor parece no alejarse mucho de la realidad. Las sociedades clasistas, por lo que puede constatarse (desde el surgimiento de la agricultura en adelante, hace 8,000 años), generan eso: masas que pueden ser manipuladas con bastante facilidad, donde esa descripción de cada individuo parece bastante acertada. El socialismo aspira a algo distinto. No debemos olvidar nunca que el ideario socialista, los nuevos valores que pretende crear esta novedosa cultura revolucionaria o, dicho de otra manera: los cuadros encargados de conducir ese cambio y los pueblos que serían los realizadores del mismo en tanto masas en movimiento que aportan esa energía decisiva para la transformación, provienen en todos los casos de este mundo, de esta realidad social, de esta historia. Nadie está exento de ello. Nadie puede, bajo ningún punto de vista, estar exento. Por tanto, todo el mundo adolece de estas normas a las que, con criterio objetivo y riguroso, no se le podría llamar simplemente “lacras”, sino elementos de nuestra actual condición humana. Más que “adolecer”, debería decirse “somos producto de ellas”.

Sin repetir exactamente lo apuntado por Voltaire -quizá algo exagerado en su descripción…, o quizá no-, pero sin negar que también existen a veces fabulosas expresiones de solidaridad, de comunitarismo espontáneo de la más profunda honestidad, no puede menos que reconocerse que en todos los habitantes del planeta -hoy día, salvo los pequeños grupos neolíticos con sociedades no estratificadas en clases sociales que por allí persisten- se dan estas formaciones civilizatorias de individualismo, patriarcado, desconfianza/discriminación de lo distinto, autoritarismo, homofobia, espíritu conservador y algún otro etcétera no muy encomiable. No existen los superhombres que hayan superado todo esto. Los “revolucionarios” -categoría difícil de definir, ¿quiénes son en realidad?, ¿los hay?- no están al margen de todo esto. Incluso se ha dicho que Marx (el joven Marx al menos) pecaba de eurocéntrico, pues veía como países “civilizados” solo a las potencias industriales de Europa; sin dudas, así fue, aunque posteriormente amplió su mirada “colonial”. La cuestión a no olvidar nunca es que los seres humanos, todos y todas por igual, somos irremediablemente hijos de nuestro tiempo, es decir: de nuestro ambiente cultural, civilizatorio. ¿Cómo escapar a eso? Es imposible.

Las luchas de poder y esas “lacras” mencionadas están en los humanos. Es con esa madera, con esa materia prima, y no con otra, con lo que podrá emprenderse la construcción de la nueva sociedad. Por tanto, en esa construcción se repetirán indefectiblemente esos patrones. Eso es lo que vemos en las primeras, balbuceantes, muy tímidas, primerizas experiencias del siglo XX, con sus temerosos pasos, abriendo un camino nuevo, inventando sin un bagaje previo, como sí tiene hoy el capitalismo: siete siglos. La historia, definitivamente, pesa mucho. Una vez más entonces, y sin el más mínimo ánimo de justificar sus tropiezos: qué se esperaba de este socialismo inicial, ¿la perfección, el paraíso terrenal? El único paraíso es el paraíso perdido: lo que nos puede esperar es un mundo de mayor justicia, de mayor equidad, lo cual no es poco. La invitación es a construirlo.

mmcolussi@gmail.com, https://www.facebook.com/marcelo.colussi.33 https://www.facebook.com/Marcelo-Colussi-720520518155774/ https://mcolussi.blogspot.com/ https://www.instagram.com/marcelocolussi8/

La Consulta a las Comunidades Negras del Litoral Pacífico - Disertaciones del Crepúsculo

Guapi, 14 de abril de 2024. Por Armando Palau Aldana. En una histórica Sentencia, el Tribunal de Bogotá amparó los derechos constitucionales al Debido Proceso y a la Consulta Previa, al Consejo Comunitario Guapi Abajo que preside Domingo Cuero, un joven dirigente guapireño que se la jugó para abrir la compuerta a la verdadera participación de las Comunidades Negras del Pacífico, especialmente a las de influencia del Parque Natural Gorgona, la Isla Ciencia que han defendido la Academia Colombiana de Ciencias Exactas Físicas y Naturales, y el Comité Científico de Gorgona.

Domingo Cuero se la jugó, porque de no haber prosperado en segunda instancia la acción de tutela que en su nombre y el de su Consejo Comunitario interpuse (en el ámbito de abogado de oficio de las Ballenas Jorobadas), habríamos sufrido una terrible derrota política. La voz de aliento y júbilo que ha dado la providencia proyectada por la Magistrada Claudia Angélica Martínez Castillo, a las y los ambientalistas, activistas sociales y particularmente a lideresas y líderes de la diáspora de la cultura Bantú, es luminosa e invierte las cargas a nuestro favor.

Viernes y sábado pasados, el Ministerio de Ambiente convocó al “Diálogo social con las comunidades” en la deteriorada Normal Superior de Guapi, donde concurrieron unas 50 personas de Consejos Comunitarios y organizaciones sociales de los municipios de López de Micay, Timbiquí, Guapi, Iscuandé, El Charco, La Tola, Olaya Herrera y Mosquera, para el seguimiento a los proyectos que la Vicepresidenta Francia les ofreció en la reciente gira presidencial, mientras Petro no escuchaba el rechazo comunitario a las obras militares en Gorgona.

Quedó en evidencia, según las palabras de la Viceministra de Defensa, abogada Ana Catalina Cano, que las lanchas de la Armada que operan en las Estaciones Guardacostas son Unidades de Reacción Rápida tipo Defender, que están dotadas de ametralladora M240B de 7,62 mm, contrario a lo afirmado por la Minambiente en reunión virtual con organizaciones ambientales y ambientalistas en torno a la COP16 el pasado 6 de abril. Por lo tanto, se violaría el Derecho Internacional Humanitario, al pretender compartir el muelle con turistas en la Isla Ciencia.

No obstante que los Ministerios de Ambiente y Defensa, así como la Autoridad de Licencias Ambientales, se opusieron en el proceso a la Consulta Previa, indicando que no existe afectación directa a las Comunidades Negras, el Tribunal de Bogotá, justipreció: “la procedencia de la consulta previa se determina por la posible incidencia en sus derechos y no en las coordenadas geográficas, ya que, el concepto de territorio deviene de una construcción cultural, con independencia de si las comunidades se encuentran ubicadas geográficamente en esas zonas”.

También recalcó el Tribunal que: "en casos de duda sobre un posible detrimento medio ambiental, como puede ser la migración de fauna marina o el derrame de sustancias toxicas en el medio acuático, legitimará la posibilidad suspender la aplicación de los actos administrativos que representen un peligro a los recursos naturales de la Isla Gorgona, dado que, puede suponer una lesión a su territorio o asentamiento ancestral", lo que abre el camino a la medida cautelar en la Acción Popular de Salvemos Gorgona que coadyuvamos en el Tribunal de Cundinamarca.

No obstante, la réplica a la Minambiente y su contestataria estrategia de victimización, en la que sus contradicciones afloran al afirmar que ella no está defendiendo las obras militares de la Estación Guardacostas; la Viceministra del Interior, Lilian Solano, atendió la exigencia de los Consejos Comunitarios y se acordó una próxima reunión en Gorgona el 27 de abril, para trazar la hoja de ruta de la Consulta Conjunta desde la “Mesa para la Gobernanza Ambiental del Territorio Insular y Étnico Gorgona-Sanquianga". Un logro.

Ciertamente estamos estrenando la exclusiva residencia popular consagrada en el artículo 3° de nuestra Constitución, tenemos que ser visionarios, tácticos y estratégicos, porque independientemente de este Proceso de Consulta, es pertinente que se exija la materialización y publicación del Plan de Desarrollo de las Comunidades Negras ordenado en la Ley 70 de 1993 que dicen está aforado en 5,9 billones, pero que aún no se promulga como tal, pero son dos cosas independientes, no vayamos a pedirle peras al olmo, vamos por las Ostras del Pacífico.  

En este logro colectivo de los pueblos del Litoral Pacífico, viene ahora el reto de hilar en filigrana los vasos comunicantes de defensa para poner en escena la tradición de uso en el territorio amparada en sus prácticas tradicionales, pues Gorgona además de ser parte de su "hacer", connota la puesta en escena de los conocimientos heredados generacionalmente, es refugio y fuente de agua. Mientras tanto: “Silencio en la noche. / Ya todo está en calma. / El músculo duerme. / La ambición descansa” como compusieron Gardel y Le Pera en 1932.